POTTERSVILLE

por Ramiro

por Ramiro Aznar Ballarin

Pottersville no es la aldea del mago más famoso de la literatura contemporánea. Pottersville es una ciudad oscura, únicamente iluminada por luces de neón y donde el pillaje, el juego y la bebida reinan por doquier. Debe su nombre al propietario de todo cuanto existe en la ciudad, Henry F. Potter, un magnate al estilo Kane.

Esta es la ciudad que se encuentra George Bailey si él no hubiese nacido en ella, en el fantástico film ¡Qué bello es vivir!. También es el ejemplo favorito de S. J. Gould en La vida maravillosa*, para explicar el significado de la contingencia. En este libro, Gould (que algunos recordaran como elpaleontólogo con bigote que sale en uno de los capítulos deLos Simpsons) propone una nueva concepción de la historia de la vida. Por un lado, desecha la iconografía tradicional de la escala y el cono, pensamiento basado en la evolución como un progreso inexorable de complejidad creciente, en el cual el resultado final e inevitable es la conciencia humana. Por el contrario, Gould argumenta que la vida que conocemos hoy día es el resultado de la contingencia. Si rebobinásemos la cinta, modificáramos ciertas variables y volviésemos a dar al play, la película sería distinta.

Pottersville es entonces una ciudad no deseada. Resultado de la contingencia, al retroceder y eliminar una única variable. Esto recuerda a los modelos caóticos o fractales que simulan el crecimiento y desarrollo de las ciudades. Estos modelos son tremendamente sensibles a las condiciones iníciales, un mínimo cambio y el sistema evolucionará hacia un atractor diferente. De este modo, a través de ellos podríamos recrear diversos escenarios teóricos como ciudades alternativas. Ciudades a la carta. Ciudades deseadas. Ciudades negociadas. Ciudades maravillosas. ¡Qué fácil es soñar!

*Los títulos oríginales de ¡Qué bello es vivir! y La vida maravillosa son It’s a wonderful life y Wonderful life… respectivamente. Se entiende así el homenaje de Gould a la estupenda película de Capra.

Artículos relacionados

2 comentarios

iñaki romero fernández de larrea 13 septiembre, 2009 - 04:03

Muy bueno Ramiro.
Texto interesantísimo que da ganas de seguir investigando en conceptos de lógica y tiempo, y que abre un campo precioso en torno a las ciudades posibles.
Congratulations.

Ramiro 13 septiembre, 2009 - 11:30

Quién ha llenado de links mi post!? jajajja es broma, la verdad es q me sorprendio la peli (y el libro por supuesto), Regreso al futuro chupa un monton de ella… cada día me fascina más el caos, la complejidad, la emergencia…

Deja un comentario